Blogia
Una sola noche

Mahler

Kein’ Musik ist ja nicht auf Erden,
Die uns’rer verglichen kann werden.

No hay ninguna música en la Tierra
que a la nuestra pueda compararse.

G. Mahler, Sinfonía número 4 (versos del poema Das himmlische Leben, perteneciente al libro Das Knaben Wunderhorn)


Aunque el protagonista del poema se refiere a la música celestial (con Santa Cecilia y demás santos como músicos cortesanos del cielo), Mahler bien podría haberse aplicado estos versos a su propia música.

Este fin de semana toqué en concierto la sinfonía nº 4 de Mahler, en una versión reducida para 12 instrumentistas realizada por Erwin Stein, alumno de Schoenberg. Ha sido una experiencia con dos caras, un reto por lo difícil que era, y un reto contra mis propias limitaciones como músico y persona. Pero el resultado, pese a no ser bueno, me ha llenado tanto que ha valido la pena. Son retos así los que me ayudan a crecer. Ahora que ha pasado, me doy cuenta de que es de esos conciertos que ya no voy a olvidar, y no sólo por la experiencia estética, que fue muy fuerte, sino también por mis propias reacciones ante la interpretación.

Y la música, que siempre te sobrepasa... Que grandes hombres crean estas maravillas, sólo utilizando cacharros con cuerdas y aire que pasa por tubos.

Bona nit.

P.D. Despues de Mahler, empieza la Semana Santa con 3 Pasiones Según San Juan de Bach. Más Música...por favor.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

JuanLu -

Hola!

¡Qué envidia! (lo de Bach). No te puedes imaginar lo que echo de menos ese repertorio...

Yo por mi parte voy casi a recibir a la Semana Santa con una música impía y gamberra: La Fantástica de Berlioz...ya ves. La verdad es que lo estoy pasando BOMBA (hoy lunes he empezado a ensayar).
He de confesar que esta obra antes no me gustaba -hay que j....- pero no hay como meterse, dicen. Ahora estoy tan loco por ella como ella está en sí.

Que disfrutes de tus pasiones.

Un abrazo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres