Blogia
Una sola noche

El aire acondicionado y la ley de Murphy

Por fin tenemos aire acondicionado en casa, después de una odisea con la Comunidad que haría palidecer a los de "Aquí no hay quien viva". Lo que pasa es que la ley de Murphy hizo su aparición, como siempre, y estos últimos días están siendo la mar de frescos en Valencia, con lluvias intermitentes y aire fresco casi todo el día. Casi no lo hemos podido estrenar.

La ley de Murphy, siempre implacable: "Si algo puede salir mal, saldrá mal; o por qué la tostada siempre cae por el lado de la mantequilla". Es la única ley que no obedece a si misma, y no falla nunca, ni siquiera por llevarse la contraria.

Bona nit.

P.D. Nos ha visitado la chica con falda roja, que lleva uno de los blogs a los que más cariño le tengo de mi blogroll. Os lo recomiendo efusivamente.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Bo Peep -

También aquí, en Madrid, tenemos bastante fresquito. Paradojas del verano.
(Y en cuanto a lo de la visita, es lo menos que podía hacer después de que vosotros me visitaseis a mí, ¿no?)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres