Blogia
Una sola noche

Literatura

05/2007: Daniel Samper y Jorge Maronna, Cantando bajo la ducha

Cantando bajo la ducha

Después de leer este libro, entiendo que me costara un euro en una librería de lance. Soy fan acérrimo de Les Luthiers y ya conocéis mi devoción por la cultura argentina, pero para que un libro se autoproclame "de humor" (y consiga un premio por ello), tiene que hacerte reír. 4 o 5 risas en 250 páginas no es una media muy alentadora.

Bona nit

P.D. Pido disculpas por mi apatía blogal. De repente todo lo que me apetece postear me parece idiota.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

06/2006: Bill Bryson, Una breve historia de casi todo

Este es el libro de texto de ciencia que me hubiese gustado haber tenido cuando estudié. Gracias a él se me ha despertado un gusanillo que creía muy dormido ya. Desde la relatividad de Einstein hasta la evolución humana, la célula, la creación de la Tierra... cuando te presentan todas estas realidades de manera tan amena, clara e inteligible, no puedo dejar de reafirmarme en algunas certezas:

- La condición humana es miserable y los científicos no son una excepción. La historia de la Ciencia es una carrera de plagios, méritos no correspondidos y mezquindad. Sé que exagero, pero mi paso por la universidad me demuestra que sobreviven los más vivos, y que si no sabes venderte o pisar un poco (o mucho) a los demás, no llegas lejos por mucho talento y cerebro que tengas.

- Tenemos una suerte brutal de tener el mundo que tenemos, tan increíblemente adaptado a nosotros y tan rico. Es maravilloso.

- El hombre es capaz de lo mejor y de lo peor, pero con una querencia muy fuerte hacia lo peor en cuanto a lo de cuidar la Naturaleza. Nos vamos a la mierda mucho antes de lo que pensamos, y me da miedo que ese antes de lo que pensamos le pille a mi hija por medio (estoy siendo razonablemente optimista y suponiendo que no va a pasar mientras yo viva).

- Con lo mucho que sabemos, no sabemos nada. Lo esencial sigue invisible a nuestros ojos.

Leed este libro. Una delicia.

Bona nit.

05/2006: Mario Vargas Llosa, Travesuras de la niña mala

travesuras de la niña mala

No, no leo los libros en un día, lo que pasa es que no hice el post del anterior hasta anteayer y han coincidido (de todas maneras, en realidad, si que me he leído este libro en 4 días).
Cuando lo terminé, enseguida pensé "¿Qué voy a poner sobre él en el blog?. A mí me ha encantado (sin dar saltos de alegría tampoco), pero voy a ver que dicen por ahí, para inspirarme". Y estuve leyendo en Internet algunas críticas y bastantes opiniones de gente que lo ha leído. Las 2 críticas que leí lo ponían bastante bien (pero eso es un arma de doble filo, es fácil tener a la crítica a tu favor cuando eres Vargas Llosa, sobre todo en España), y entre los lectores había una muy fuerte división de opiniones. Lo que me deprimió un poco es el hecho de que la gente que por su manera de escribir parecía más instruída o con más lecturas a la espalda, eran los que más lo criticaban, despiadadamente a veces. En cambio, las personas a las que les había gustado la novela, eran gente que escribía mal, que admitían que no leían mucho o que tenían menos argumentos para defender su preferencia. Quizá yo sea poco instruído, escriba mal, o no tenga grandes lecturas, pero sigo pensando que Las travesuras de la niña mala es una novela bien escrita, que trata una historia de amor de manera muy interesante, sin caer en bobadas, y que todo lo que escribe Vargas Llosa tiene, sea mejor o peor, un cierto nivel medio. ¿Qué no está a la altura del nivel de los "literatos" (en el sentido que Juanlu comentaba con asco)? Pues seguramente. No es esa novela que te hace pensar, "¡Qué bien hecho está esto!", sólo te entretiene. Pero me sigue gustando. No todo tiene que ser eternamente transcendente y sublime. Estamos en verano...

Bona nit.

P.D. Amenazo con leer a Satie ahora...

04/2006: Juan Marsé, El amante bilingüe

amante bilingüe

Había leído mucho sobre Juan Marsé, pero no había leído nada de Juan Marsé. Aprovechando una semana en la que estuve trabajando tocando una ópera en la cual tenía muy poco que tocar (5 minutos en total sobre 90 que duraba la música) y muchas esperas en los ensayos, fui a una librería y decidí comprar Últimas tardes con Teresa, o al menos cualquier libro de Marsé. No lo tenían, y acabé comprando el amante bilingüe.

No sé si es una de sus mejores o peores novelas, y necesito leer más de Marsé para formarme un juicio. Mis sensaciones empezaron muy bien y acabaron un poco peor. Guiños muy inteligentes, escritura muy cuidadosa en algunos momentos, pero la historia, y sobre todo su desenlace, me parecen impropios de todo lo que se ha ido fraguando a medida que lees el libro. Los personajes están demasiado caracterizados, son casi paródicos (lo de los charnegos en Barcelona yo no lo he vivido así, pero yo sólo he vivido allí cuatro años, y en un ambiente universitario), y rozan el maniqueísmo.

Desde luego, está bien escrito, pero si me tuviera que hacer un juicio de Marsé, pensaría que está sobrevalorado, sobre todo por una parte de la opinión que le interesa que un catalán que escribe en castellano tenga un cierto prestigio. Pero sé que me estoy aventurando, y volveré para confirmar o enmendar mi juicio.

Bon dia.

P.D. Ya estoy de vacaciones, pero estoy pasando una etapa en la cual me apetece escribir poco. Como leí hace no mucho en Microsiervos "Hay dos clases de personas. Los que están pensando en dejar su blog y los que están pensando en hacerse uno", y yo ahora me veo más en el primer grupo que en el segundo.

03/2006: Arthur Bloch, La ley de Murphy

Murphy

Este libro es adecuado para ser leído en esos momentos tan íntimos donde te reunes contigo mismo y meditas sobre la soledad humana y la futilidad de la existencia...vamos, en el baño. :-P

Cada vez me doy más cuenta de que cada situación vital tiene su posible ley de Murphy asociada. Así, por ejemplo, durante esta semana que estoy tocando unas sinfonías de Mozart y Haydn con una orquesta, se me ha ocurrido una posible

Ley de Lawrence sobre los materiales de orquesta.

Si el director tiene números de ensayo, el material de orquesta tiene letras. Y viceversa.

Corolario a la Ley de Lawrence.

Si, en un extraño caso, director y orquesta tienen números de compases, las fotocopias de la orquesta estarán cortadas y los números no se verán.

Ley de Valleys sobre las letras de ensayo.

El pasaje que usted necesita ensayar se encuentra equidistante de las dos letras de ensayo más próximas, y a una distancia no menor de veinte compases.

Por lo demás, el libro es muy divertido, pero poco aprovechable.

Bona vesprada.

P.D. A ver si vuelvo a coger el ritmo de posteo, que 19 días sin postear son demasiados.

02/2006: Alejo Carpentier, Guerra del tiempo

162221

Alejo Carpentier no puede evitar que el músico que lleva dentro le salga por todos los poros. Todas sus novelas y relatos están plagadas de referencias, personajes y situaciones relacionadas con la música. Sólo por eso ya me gusta leerle, porque sus obras se convierten en un juego de pistas musical. Pero además tiene ese gusto por la forma perfecta o las estructuras que se nombran a si mismas, de una manera "bachiana", que me fascina.

Guerra del tiempo son tres relatos cortos y una novela, El Camino de Santiago, que me ha recordado a una Cinta de Moebius. Es fantástica, y como todas las cintas de Moebius, nunca la acabas de recorrer por completo.

Carpentier, ese músico escritor.

Bona nit.

01/2006: Pío Baroja, El árbol de la Ciencia

Arbol Ciencia

Este libro tenía que haber estado en la lista de 2005 pero no me dio tiempo a acabarlo con el año. Esperemos que sea un buen comienzo para una lista larga, con libros buenos como este y pocas decepciones.

El siglo XIX en España nunca me había despertado interés. Me parecía que era imposible sacar nada de un pais rural, inculto, cafre y donde la cultura, el progreso y lo que viene de fuera son vistos como una amenaza. Después de leer a Baroja e identificarme con Andrés Hurtado, el personaje central, se da uno cuenta de que realmente era así (no digo que ahora haya mejorado mucho), y que el desencanto por la Universidad, la España rural, las supersticiones y la burguesía tradicional es tal, que quedan pocas salidas coherentes, una de ellas la que el personaje adopta (no quiero contaros el final...). De todas maneras, la lectura reafirma la fe que ya tenía en algunas personas que valen la pena, que te pueden hacer feliz en esta vida, que te hacen pensar.

Me ha sorprendido lo al día que estaba Baroja de las corrientes de su tiempo en ciencias y sobre todo en filosofía, con ese diálogo casi socrático entre el personaje y su tío en el centro físico de la novela, donde Kant y Schopenhauer son revisados y coherentemente debatidos. Por cierto, la estructura en arco (ABCBA) es una de mis estructuras favoritas, como en el Concierto para Orquesta de Bartók. Aquí Baroja la maneja con maestría.

Preciosa novela. Abstenerse aquellos que buscan relatos edulcorados y simplones de señoritas tocando el piano.

Bona nit.

Resumen de libros 2005

Estos son los libros que he leído en 2005, con una breve reseña de cada uno:

1. Ramón del Valle-Inclán, Sonata de Primavera: Primera entrega de la tetralogía que tiene como protagonista al Marqués de Bradomín, prototipo del español decimonónico "feo, católico y sentimental". Un descubrimiento.

2. Bernd Feuchtner, Shostakovich, el arte amordazado por la autoridad: Biografía poco imparcial de Shostakovich, con muchas reflexiones extramusicales sobre su música y mucha paja. Desaconsejable.

3. Carlos Ruiz Zafón, La Sombra del Viento: Una novela "comme il faut". Te engancha sin piedad, está bien escrita, los personajes y los lugares están muy conseguidos. Literatura de masas que resistirá la prueba del tiempo.

4. Máximo Pradera y Jesús Trujillo, Este burdel no es una ópera: Colección de anécdotas relacionadas con la música clásica. Que alguien famoso en España se interese por la música clásica y escriba libros sobre ella, aunque sea "fusilando" la obra de otros, a mí me parece increíble y digno de promoción, aunque entiendo las antipatías que despierta Máximo Pradera.

5. Neal Stephenson, Criptonomicón I: el Código Enigma. Con este libro, he cumplido mi cuota de lectura friki que se le debe presuponer a cualquier bloguero por el simple hecho de conocer lo que es un blog y leer otros asiduamente. Más aún si sabes que el traductor es otro bloguero y que el libro trata temas como la criptografía, la segunda guerra mundial y las comunicaciones por Internet. Una frikada que te engancha de la primera a la última página.

6. Spencer Johnson, ¿Quién se ha llevado mi queso?: El mayor bluff de la temporada. Un libro superficial e idiota, que supuestamente contiene una enseñanza que te ha de cambiar la vida...aún me estoy riendo. Al menos, puedo decir a su favor que es lo que más visitas ha traído a mi blog desde que escribí sobre él, lo cual es bueno para mí y malo para la humanidad, porque indica el grado de idiotez al que hemos llegado.

7. Jorge Luís Borges, Fervor de Buenos Aires. Con este cumplo dos cuotas: la cuota de poesía que no he de perder y la cuota de Borges. Ahora que tengo las obras completas de mi autor favorito, me las voy a leer todas. En este libro, aún es un Borges por hacer, pero sigue valiendo la pena y teniendo momentos muy bellos.

8. Pablo Motos et al., No somos nadie: Un libro que nace de un programa de radio, y que lo supera en algunos aspectos. Tremendamente divertido.


Después de este resumen, me quedan algunas cosas pendientes para 2006: acabar la tetralogía de Valle-Inclán y la trilogía del Criptonomicón, leer otro Borges e intentar superar la cifra de 8 libros anuales, que es realmente birriosa en comparación con lo que yo leía en la era a.I. (antes de Internet). Felices lecturas 2006. Me voy a leer un rato.

Bona nit

#08 No somos nadie

no somos nadie 2
 
No somos nadie es un programa de humor radiofónico que hacen en una cadena de radio española de 6 a 10 de la mañana, dirigido por un valenciano, Pablo Motos. No es que sea mi programa favorito, pero tiene algunas secciones que hacen su gracia. Como ahora todo el mundo saca libros de todo, pues ellos no iban a ser menos, y han escrito un par de libros (éste es el primero) con una selección de los mejores momentos del programa.
 
Aunque ya he dicho que el programa no es que me haga mucha gracia, he de reconocer que el libro es divertidísimo. Está basado en el género "stand-up comedy", o como se dice en España, monólogos de humor. Hay una sección titulada "dudas existenciales" donde los autores se plantean preguntas desternillantes alrededor de las cosas cotidianas. Es lo mejor del libro, que en realidad va de más a menos. Pero esa parte (que viene a ser un poco más de la mitad del libro) vale la pena por si sola. Me he reído un montón con él.
 
Ejemplo de duda existencial:
 
"Sobre el cine. ¿Por qué siempre que sale un tornado en una película sale una vaca volando? ¿Por qué siempre que hay una persecución en una pelicula los coches se llevan por delante un puesto de melones? ¿Es que tienen algo contra el gremio de fruteros? ¿Por qué ya no ponen the end en las películas? ¿en que momento decidieron que ya no hacía falta?
 
Etcétera, etcétera... 
 
Puro entretenimiento, sin más (a veces también va bien para desengrasar un poco). El próximo que caerá es más serio.
 
 
Bona nit. 
 

#07 Fervor de Buenos Aires

fervor de Buenos Aires

(Esta es la portada de la edición princeps, ojalá la hubiese leído de esta fuente...los libros tienen alma)

Recientemente salió un coleccionable de estos que siempre aparecen en Septiembre y Enero (los tiempos de los buenos propósitos) con una serie de obras completas de grandes autores de la Literatura Española e Hispanoamericana, y el número dos correspondía a las obras completas (tomo I) ¡de Borges!. Da la casualidad que el año pasado le pedí a los Reyes Magos (que son los que traen regalos a los niños como yo en Navidad, no como ese freak rojo de Papa Noel, que ni es rey ni es nada...) las obras completas de Borges en la clásica edición de Emecé, y no me las pudieron traer porque era prácticamente imposible conseguirlas, estaban descatalogados en España 3 de los 4 tomos que componían la colección. Me trajeron sólo el Volumen II. Por eso ahora me lancé al kiosco en cuanto vi el anuncio, porque esta vez no se me escapan, y encima descubrí que esta edición para el coleccionable es exactamente una reproducción de las Obras Completas de Emecé que fueron mi regalo frustrado. Estoy emocionado. Tanto que me he suscrito al coleccionable, aunque no sé si lo aguantaré todo (al menos Borges, Cortázar y García Lorca me encantaría tenerlos completos).

Las Obras Completas de Borges están organizadas cronológicamente, así que empecé por el principio, por este Fervor de Buenos Aires que escribió Borges con 24 años y que fue su primer libro publicado. Es un poemario donde se empiezan a ver las constantes de Borges (el amor por lo fantástico, el orientalismo, todo enraizado profundamente en su Argentina), pero en estado un poco larvario. Si queréis, tenéis el libro completo aquí. Hay poemas muy buenos (La Rosa es, acaso, el que más me haya gustado), pero no llegan a emocionarme. Cuando terminé el libro, hojeé un poco por el tomo hasta que llegué a Ficciones, y leyendo el principio de Tlön, Uqbar, Orbis Tertius me di cuenta que en Fervor de Buenos Aires queda aún mucho camino para el Borges que me pone los pelos de punta. No os creáis que esto es una crítica. Me ha gustado mucho el libro y lo recomendaría sin dudar, pero cuando has visto el oro, la plata te parece sin brillo, mate. Y sin embargo es plata.

Bon dia

P.D. Domingo de puente, ¡qué placer sin igual!

#06 ¿Quién se ha llevado mi queso?

quien se ha llavado mi queso
 
¡Qué basura de libro! Tiene una o dos ideas (bastante chorras), que se repiten hasta la saciedad y lo demás son montones de paja insulsa y americanoide. Lo recomendó una persona en una reunión a la que asistí, y he aprendido la lección: no leas todo lo que te dicen que "está muy bien".
 
Bona nit 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

#05 Criptonomicón I - El código Enigma

Criptonomicon I

Voy a adoptar el sistema de numeración de Pedro Jorge para contabilizar los libros que llevo leídos durante 2005. Como véis, ni de lejos llegaré a los 50 de Pjorge, que ya lo ha conseguido por segundo año consecutivo.

Tiene mucho que ver Pedro Jorge con este post, no sólo por la historia de los cincuenta libros en un año, sino porque él es el traductor de la novela que me acabo de leer, primera parte de una trilogía que no es tal, ya que en realidad los tres libros son uno solo, que por cuestiones editoriales se ha preferido dividir aquí en España.

Esto me plantea una duda existencial, ¿me contará el libro como uno o como tres en la lista famosa? :-P

De la novela sólo puedo decir (y dice mucho del tipo de libro del que estamos hablando) que mañana voy a ir corriendo a comprarme la segunda parte.

Bona nit.

Pesimismo libresco

Todos los jueves compro el periódico El Mundo, no porque sea fan de PedroJota, sino por el suplemento que dan ese día, El Cultural, que está bastante bien y me sirve para estar al día.

Una de las secciones del suplemento que miro siempre es la de la lista de los libros más vendidos, porque soy un fanático de las listas, rankings y todo aquello que suponga competitividad y estadísticas (el espíritu competitivo que todos hemos mamado, aflorando a la superficie). A medida que pasan los meses y leo esa lista (así como las que salen en otros sitios) me doy cuenta de los pocos libros que se compran en este país, excepcion hecha de dos o tres best-sellers.

¿Cómo puede ser que un clásico como El Principito, que lleva toda la vida en las tiendas, sea el número 6 de la clasificación de libros de bolsillo más vendidos? Eso quiere decir que un libro mínimamente conocido, con una tirada normal, sólo por sus ventas de inercia (las que quedan después del boom de entrada o los booms por publicidad), ya está en las listas de más vendidos. Imaginad una situación similar en las listas de música. ¡Imagine aún estaría en los 40 principales! sólo por sus ventas actuales, que no tienen nada que ver con las de 1971.

El Quijote lleva 14 semanas en lista, mucho después del bombardeo mediático del Año Quijote. ¡Hay libros que se mantienen en lista durante más de 100 semanas! Esta claro que el volumen de libros que necesitas vender para entrar en la lista es ridículo, y más todavía si nos vamos a la lista de libros de poesía (¿quién compra poesía en este siglo?).

La literatura es un negocio, pero sólo con uno o dos libros al año las editoriales ganan lo necesario para mantener toda la editorial y todos los fondos que publican. Aunque peor es el negocio de los CD de Música Clásica, donde ventas de más de 100 copias ¡¡¡en todo el mundo!!! ya son un éxito

¡Compren libros, señores! Y cuando digo libros, no me refiero a best-sellers. Me refiero a libros de Literatura, ¡los hay buenísimos, señoraaaaa! ¡me loj quitan de laj manoj!

Bona nit.

La Historia

Hoy me he quedado con una cita del Quijote que me ha hecho pensar:

"habiendo y debiendo ser los historiadores puntuales, verdaderos y nonada apasionados, y que ni el interés ni el miedo, el rencor ni la afición, no les hagan torcer del camino de la verdad, cuya madre es la historia, émula del tiempo, depósito de las acciones, testigo de lo pasado, ejemplo y aviso de lo presente, advertencia de lo por venir."

Qué definición más bonita de la Historia, y qué embrutecida por siglos de manipulación, giro al calor del que paga, corrupción y mentira...

Menos mal que el Quijote tiene aún fe en el género humano, en la ciencia y en la letra escrita. Me da ánimos para cambiar nuestra visión desencantada en este siglo XXI.

Bona nit.

La Sombra del Viento

la_sombra_del_viento

A la vez que empecé a leer el Quijote, me dio por leer también un par de "libros de ascensor". (al igual que hay música de ascensor, hay libros de ascensor, también llamados best-sellers, donde incluyo los Pérez-Reverte, Follet, Grisham, y demás subproductos literarios, entre otros muchos). Me leí El Código da Vinci y La Sombra del Viento. Me los leí porque estaba harto de oír hablar de ellos y no poder opinar con conocimiento de causa, aunque la gente lo hace. Y la verdad, me alegro de haberlos leído, aunque por razones opuestas. Ahora ya puedo criticar sin piedad a Dan Brown y alabar sin medida a Ruiz Zafón.

Voy a establecer un símil entre estos dos libros y el cine americano. El Código da Vinci sería una película de serie B, de las que hacen a las 15.30 en todas las cadenas de televisión. Argumento chapucero, topicazos por un tubo, mal escrito, maniqueismo "made in USA", mentiras a tutiplén, documentación sobre los aspectos concretos del libro absolutamente superficial hecha para impresionar mientras comes palomitas. Un producto que no merece la pena llamar libro, por mucho que lo lean cientos de millones de personas y genere royalties hasta la náusea. Ya no voy a hablar más del dichoso Código. Por cierto, todo lo que se dice en el Código sobre el Opus Dei son puras sandeces, y no voy precisamente a defender a la Obra; lo que pasa es que eso le da a la novela una dimensión polémica espectacular. Polémica=Publicidad Gratis: El Dan Brown tonto no es, no...

La Sombra del Viento sería una buena película de intriga, como el Sexto Sentido o Los Otros, hechas para el gran público, pero sin renunciar a la calidad y tratar al lector de idiota. Por eso se ha vendido tanto. No por la publicidad que se ha hecho de ella, sino por el "boca-oreja". Y por algo será. Es un guión sin apenas fisuras, la caracterización es espectacular, Barcelona reluce, no como ese París de postal de turista cutre del Código. Yo que he vivido en Barcelona, he disfrutado un montón de reconocer los sitios que pisan los personajes (además yo vivía a escasos 2 minutos de donde el autor sitúa la librería del protagonista). Los personajes son creíbles, con muchas caras y una humanidad que me parece lo mejor de la novela. El lenguaje a veces me parece poco adecuado para la época en que transcurre la acción, pero uno duda si esos "errores", esos anacronismos, no son más que guiños del autor para establecer un diálogo con el lector más allá del libro.

Os voy a contar una cosa que resume perfectamente lo que pienso de esta novela. La empecé a leer bajándomela del emule en versión para Palm, pero en cuanto la empecé a leer y vi que valía la pena, fui corriendo a gastarme los 20 euros y comprarla en papel, para darme el gustazo de pasar las páginas de verdad y seguir el ritmo sosegado de una lectura "com Déu mana". Eso no ocurrió con el Código, que me lo leí en la Palm y no lo compré (¡menuda manera de tirar el dinero!).

En resumen, antes de prejuzgar los best-sellers y la literatura de masas, leeros este libro y entonces hablamos.

Bona nit

Quijote

Me dan mucha rabia las celebraciones como la de este año, en el cual el Quijote nos sale hasta en la sopa, pero que no sirven absolutamente para nada (bueno, para que se llenen los bolsillos unos cuantos).

Yo tenía una profesora de Literatura en la Facultad (empecé Filología, pero no la acabé porque con el violín no daba para más) que decía que el Quijote había que releerlo cada dos años, para realmente sacarle todo el jugo que tenía. Yo no llego a tanto, pero puedo decir que he leído el Quijote y fue una de las mejores experiencias de mi vida lectora, aunque también hubo varios momentos de desfallecimiento, sobre todo cuando Cervantes intercala relatos que rompen la acción principal.

Lo leí por primera vez hace unos años (6 ó 7) en la edición de Martí de Riquer, que es como un padre que te lleva de la mano y te va mostrando los secretos del corazón del Quijote. Me encantó leerlo así y que me desvelaran las pistas que mi burrera no llegaba a comprender.

Ahora voy a releerlo, y voy a probar con la edición de Francisco Rico, la de la Real Academia, publicada por Alfaguara (Grupo PRISA, ¿entienden cuando decía lo de los bolsillos?). Tiene muchas menos notas, pero creo que así espabilaré y la reflexionaré por mi cuenta.

Hoy empiezo (estos días me he leído los prólogos). Ya os iré contando.

Bona nit.

P.D. Mañana vamos al hospital, a ver que tal va. Yo creo que mi niña está tan bien que no tiene ningunas ganas de salir.

Shostakovich, el arte amordazado por la autoridad

Shostakovich

Otro libro que acabo (¡Muy bien, campeón. Ya van dos!). Sólo me quedan 48 para ser como Pjorge de mayor (Es coña...no te lo tomes a mal si alguna vez me leyeras, Pedro Jorge. Que me leyeras sería un honor).

Si queréis la crítica rápida, no me ha gustado el libro. Pero no os libraréis de un ladrillín...

Hay un número de un disco bastante antiguo de Les Luthiers donde parodian al típico locutor de las radios especializadas en música clásica. Estos locutores (y los musicóloguchos que les escriben los guiones) se empeñan en reducir las obras clásicas a sucesiones de eventos donde el compositor "pretende expresar" diversos estados, sensaciones o sentimientos extramusicales. Frases que Les Luthiers parodian como nadie de esta manera:

"la obra se inicia con un redoble de timbal que simboliza la irreversibilidad de los destinos humanos. Inmediatamente, una enérgica llamada de los bronces, sugiere que en realidad nada es irreversible, y mucho menos los destinos humanos."

"Mientras los violines dibujan un elaborado contracanto, el piano ataca el tema principal, que resulta ileso"

"Al tema principal lo sigue un adagio tranquillo, y por supuesto no lo alcanza" (Concierto de Mpkstroff)

Pues bien, este libro me ha dejado la misma sensación. El autor se empeña en pasar cada obra por su análisis más o menos extramusical y nos descubre motivos que quizá están ahí y significan lo que él dice, pero de los cuales no tenemos conciencia concreta. Las descripciones de las sinfonías y cuartetos se hacen así pesadísimas e innecesarias. Yo ya puedo oír por mi cuenta que en el compás 40 los violines ejecutan rápidas escalas, no necesito verlo escrito.

La descripción de la vida de Shostakovich y sus andanzas me parece poco imparcial, como si el autor nos quisiera llevar a que tengamos una cierta opinión del compositor. Además, en mitad del libro el autor se descuelga con sendos ensayos igual de aburridos sobre Chaikovski y Mahler, compositores muy importantes para Shostakovich, sí, pero que no guardan relación posterior con lo que se cuenta en el libro. Más bien parecen una manera de engordar el libro innecesariamente.

Quizá yo buscaba otra cosa, una especie de memorias de Shostakovich o una biografía más al uso y no un ensayo sobre sus obras. La cuestión es que las descripciones sobre la música con palabras me parecen cada vez más inútiles.

Al menos, me ha servido para darme ganas de conocer otras obras de Shostakovich y entrar más profundamente en las que conozco.

Por cierto, aquí os paso un enlace donde podéis bajaros todas las partituras de los cuartetos de Shostakovich en pdf. Se baja muy lento pero vale la pena.

Bona nit.

Sonata de Primavera

Sonata Primavera

Este es el último libro que me he leído. A ver si soy más constante y subo la portada de cada libro que termine (y subrayo lo de "termine", porque empiezo muchos y acabo pocos).

Sonata de Primavera es puro romanticismo, pura exageración decimonónica, pura sensualidad en el lenguaje (hacía muchos años que no leía expresiones como "gracia gentílica" o "revoloteaban como albas palomas sus manos"). Al leer la introducción, el editor la califica de Novela Modernista. Teniendo como sabia esa opinión, uno se da cuenta de lo anclados en el modelo romántico que estaban los escritores de la generación del 98, aunque quisieran renegar de éste. Desde nuestro desencanto actual, el Modernismo y el Romanticismo solo parecen eslabones contiguos de una cadena que se rompió más adelante, con las Guerras Mundiales, la generación del 27 y el postmodernismo nuestro.

A mí me ha dejado con ganas de leer las otras tres Sonatas (parece ser que la obsesión por las trilogías o tetralogías le venía a Valle-Inclán por una afición a la numerología y la cábala. De que cosas se entera uno leyendo...).

Bona nit
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Borges

La música, los estados de felicidad, la mitología, las caras trabajadas por el tiempo, ciertos crepúsculos y ciertos lugares, quieren decirnos algo, o algo dijeron que no hubiéramos debido perder, o están por decir algo; esta inminencia de una revelación, que no se produce, es, quizá, el hecho estético.

Jorge Luis Borges, Otras inquisiciones (1950)

No hay palabras.

Bona nit

El canon occidental

El canon occidental Me he comprado un libro sin saber muy bien por qué, titulado el Canon Occidental de Harold Bloom y tengo ganas de empezar a leerlo, o sea que hoy seré breve y dejaré para mañana lo de las músicas (en realidad es que aún no lo tengo claro). El libro revisa de una manera crítica los autores que conforman el canon de la literatura occidental (aunque como en todos estos libros, el autor suele tirar hacia la cultura que pertenece, en este caso la anglosajona) y creo que lo he comprado para justificar mi elección de anoche, que fue un poco sin pensar, pero de la cual no me arrepiento y volvería a escoger, al menos en este momento vital. Si queréis saber algo más del autor y el libro que voy a leer mirad aquí.

Hasta mañana
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres